domingo, 4 de enero de 2009

Envuelta en plumas





Empecé el año envuelta en plumas. Era un traje negro de raso, de corte retro, sencillo, a excepción de una borla de plumas negras que estaba cosida a su bajo. Llevaba sobre él un corpiño también negro, de pasamanería, muy fino y con corchetes, una delicia… No es que fuera a ninguna fiesta de gala, es que yo estaba de gala, por dentro y por fuera, y aunque suene raro en mi perfeccionismo, llena de un montón de des-propósitos para el 2009.


Ayer me enteré, vía la anfitriona de la cena, que uno de los invitados le había preguntado si yo (la del vestido de plumas) era una persona normal. Fue el mismo día en que una antigua compañera de piso mexicana, muy querida por cierto, me dijo que la nostalgia le ha llevado a encontrar a otra compañera como yo (palabras de ella): poeta, que se levanta con las pilas puestas preparada para una conversación profunda sin apenas desayunar (mueca de "Dios me libre"), se muestra extraña -incluso desaparecida dentro de la casa- o antisocial cuando escribe durante varios días seguidos (mueca de "yo existo"), y que a las ocho de la noche de un día cualquiera ya está con su “albornoz azul” (mueca irónica de "vaya fiestón", mezclada con sonrisa de ternura), dispuesta a sumergirse en el silencio de la lectura o la escritura…

Empecé el año dispuesta a recuperar una a una todas mis máscaras, a volver a mis viajes literarios (en dos semanas parto para Roma), a subirme de nuevo a los escenarios (incluido el de tu estudio, Maga de mi vida), a aullar (en inglés o en castellano, Tinker Bell tú mandas), a volar a Paris, a Santiago o a Venecia de nuevo, a bohemiar (sola solísima o en compañía de mis musas), a mimar a Lilith


9 comentarios:

Bolero dijo...

Mimate hasta la extenuación

muakkkkkkkkkkk

olalla dijo...

Guapa!!! Feliz año!!! Qué ganas tenía de que renovaras el blog para poder escribirte algo... Cómo han ido las fiestas, la familia, la sobri? Ya me contarás. Tengo tantas ganas de volver a Barcelona y recuperar mi vida, nena... Tú cuida a Lilith, recupera tus máscaras para bucear en la ficción, pero quítatelas al llegar a casa y vuelve siempre a vestirte de ti, que estás preciosa sin disfraces! Te quiero, sista! Besitos!

Mónica González Caldeiro dijo...

Presiento que este va a ser un gran año literario... brindemos por ello!

Te quiero, princesa.

Diego dijo...

Si no supiera que volverás cargada de palabras, me apenaría tu ida. Ve y disfruta de tus máscaras. Un abrazo.

Tomás dijo...

"Tica le dijo a Bob Carey que las últimas palabras de Johnny habían sido algo así como: "Oh, hazme una máscara"..."

Feliz 09 al completo.
Tomàs

FER dijo...

Pues o espero que no seas normal...

Que tenga usted un muy feliz 2009 :-)

Un abrazo

Maga Despistada dijo...

Sonrío, bicha. Yo estoy algo tristona, y... pero sonrío con este post. Sé muy feliz este año.

Eumitz dijo...

Hola, buenas tardes. Mucho gusto, mi nombre es Mitzi, di con tu blog y está muy interesante.
Estudio Literaturas Hispánicas, por lo cual me alegró mucho leer algo fuera de mi facultad y de los libros que me dejan leer... Obviamente no había pensado en entrar en los portales escritos por una mujer española, por lo mismo me resultó interesante.
Me agrada tu técnita, la música que añadiste...
Está interesante tu blog.

Y concuerdo con Bolero: Mímate hasta la extenuación :P

Atte. Mitzi.

J.Mares dijo...

Fantástico Lil, eres poeta por dentro y por fuera, con máscaras o en zapatillas... Respiras y emanas poesía. Feliz año y un besazo, Javi