viernes, 27 de junio de 2008

Lactancia materna (trabajo de campo)



Mi padre cuenta que nació muy pequeño, según él pesando medio kilo, y que a mi abuela Dolores le dieron una caja (de zapatos) tras parir para que sirviera para enterrarlo. Era el décimo parto de mi abuela, que ya tenía 42 años, y eran tiempos muy difíciles: 1941. Mi padre explica que mi abuela, matriarca andaluza de muchos recursos (y no precisamente económicos), le dio el pecho hasta los cuatro años, e incluso recuerda el lugar donde le llevaba a mamar ya mayorcito. “Allí en Andalucía, en la aldea, los críos mamábamos mucho, hasta los cuatro o cinco años, no ves que había hambre y no había comida”.


Mi abuela materna, que padece un Alzhéimer ligero, pero que recuerda el pasado a la perfección, me cuenta que mi madre (parida con diez meses, como todos sus hijos) mamó por lo menos hasta el año y medio (y eso que ya vivían en la ciudad). Ella fue lo que se llamaba una madre de leche (en Castelló: mare dida). Relata:“ yo siempre daba de mamar a tres o cuatro. En el pueblo las madres a las que se les cortaba la leche (por un susto, apunta) iban de una mujer a otra para que sus criaturas tomaran el pecho y no murieran”. “Teníamos hermanos de leche”, apunta mi madre, mientras yo reflexiono sobre lo que hemos perdido. "¿Y tenías leche para todos abuela?", pregunto sonriendo. “Pues claro, ¿no iba a tener?”, contesta rotunda devolviéndome la sonrisa: “Y tu hermana Sara, ¿aún está entera?”…

12 comentarios:

Miriam G. dijo...

Ya sabes que las embarazadas somos de lágrima fácil. Pero es que esta entrada es muy muy emocioanante. Yo amamanté a Candela hasta los tres años, en la ciudad y en este siglo. La experiencia fue maravillosa y mi niña esta sana como un roble. Si tu hermana tiene cauqluier duda sobre lactancia, ya sabes donde preguntar.

Un beso, Miriam G.

LILITH dijo...

Mi hermana piensa hacer lo mismo, está rodeada de muchas mujeres que apuestan por la crianza natural...
sois todas unas campeonas y vuestros bebos/as tienen muchas suerte,

un beso fuerte,

myriam

Superwoman dijo...

Es una historia muy bonita y emotiva. Para tu hermana deseo todo lo mejor (y desde luego, lo mejor incluye a la Sra. Miriam G como asesora de lactancia ;)).
Un supersaludo

Anónimo dijo...

Aquí otra amamantadora de este siglo y en la ciudad, cuatro años a mi hija mayor, y dos y diez meses al pequeño, que está en pleno destete. De ellos, dos años en tandem.

Me ha gustado mucho.

Saludos. Malena.

doctora queen dijo...

Ole esa buena herencia que nos llega por los dos lados. Ya lo dice el Román que somos muy madres, mi, de algún sitio nos tenía que venir.

Aqui seguimos en la espera
y te echamos de menos

fire dijo...

que recuerdos..
yo...como buena andaluza criada hace casi cuarenta años...mame unos dos años aproximadamente de mi madre...
tambien intente amamantar amis hijos todo lo que pude...y con la nena lo consegui unos tres meses..
lamentablemente con el niño no fue posible porque enfermo...
soy una defensora a ultranza de la lactancia materna, y alguna que otra vez la he defendido en mi blog..
precioso tema..
un beso cielo

Maga Despistada dijo...

Acabo de enchufarle la teta a Sàgar en tu honor. Felicidades, tita Myriam, muchos besos a tu hermana Sara y a la pequeña Laia! Queremos ver foto!

Por cierto, otro achuchón para la doctora salvaje, qué guapa estás en la foto, te lo has currado.

Un beso lleno de alegría.

Mónica González Caldeiro dijo...

Ay nena, enhorabuena a tu hermana! Yo ya voy para los dos años y ya empiezo a tener presión de mi alrededor (familia en general) para que empiece el destete. Pero qué quieres que te diga, es que en dos años que llevamos, no se ha puesto nunca enferma... y eso no se paga ni con todo el dinero que una se podría gastar en leches mierdalizadas (perdón, hidrolizadas).

PD: Veo que con este post te has ganado a todas las manzanas jejeje

LILITH dijo...

Niñas, soy muy feliz, ya haré una entrada como toca en cuanto tenga tiempo (el parto algo durillo, la niña se giró y se encalló y no la pudo parir "natural", así que después de 15h en cuclillas y paseando al final le tocó ir al paritorio y que se la "sacara" la gine, eso sí, sin oxitocina ni epidural) Pero es preciosa y mama como una cabrona desde nada más nacer...

Mi hermana la médico apareció llorando después de tantas horas y así supimos que ya había nacido, fue muy emocionante...

uff, pasión de tía, pero es que es tan pequeñita y tan guapa, ya os cuelgo la foto...

Besos con olor a beba,

Myriam

Anónimo dijo...

besitos pa tu niña miriam, sí que es toda una chiqui chiqui
Llop

LaPeRa dijo...

Y yo que estoy muy sensible hoy, y leo esto... me ha encantado.

Miss Morpheus dijo...

Vamos para atrás como los cangrejos, aunque también es cierto que todo es cíclico y, a pesar de que suene mal decirlo, hay modas hasta para parir.

Últimamente las mujeres nos hemos mirado unas a las otras con cara de pasmadas y nos hemos preguntado por qué algo tan natural como es traer un hijo al mundo se ha convertido en un acto tan frívolo como irse a inyectar botox o ver como una máquina te succiona la celulitis y acaba con años de excesos en pocos minutos.

CRIANZA NATURAL vs episiotomía, leches artificiales, ausencia de contacto con el bebé, etc. Escribiré sobre ello. Soy una defensora a ultranza y trabajo por ello...