viernes, 25 de julio de 2008

Ciudad de paso



Un día llega un golpe de viento y se los lleva lejos. Así de hostil es mi ciudad, laye, albergue de extranjeros, hospital de los pobres, patria de los valientes. Así de hostil es todavía tu ciudad Jose Agustín.

Un día llega un golpe de viento y se los lleva lejos. A algunos para morirse antes de tiempo, como la Mercé, que se fue caminando a Marruecos, un día sin avisar y nuestro amigo Albert Compte, que se marchó con aquellos unicornios verdes a su tierra: Girona, y su enfermedad no le dejó volver jamás. Me consuelo un poco, me quedan sus versos…

Primero se fueron los chilenos, aunque algunos resisten todavía. Se fue mi amiga Cynthia, la que leía como nadie el “Tango del viudo”: Oh, maligna. Se fue mi amor chileno, mi escultor, que anda todavía por Europa (viviendo en una antigua estación de trenes convertida en casa-taller), algún que otro poeta y un par de buenos amigos cineastas… Lo que más echo de menos de todos ellos es su noción del arte: a cualquier hora, en la calle, en el metro, en los bares, para el pueblo y sin pagar. Joder, lo que se supone que debería ser el arte ¿no? Sé que algunos continúan construyendo utopías y han creado una furgoneta-biblioteca andante que recorre los pueblos de los Andes. Son así.

Luego se fue Jan, mi gran amiga inglesa, conocida en un supermercado, mujer de mundo y de grafitis. Se fue para curarse de una grave enfermedad. Y luchó y se curó, pero aún no ha vuelto, me queda la esperanza.

Se fue Mónica, mi Tinker Bell, primero a París, después a Boston, y finalmente a vivir, a parir y a estudiar a Galicia. Ella y Nora están ahora "back home after a long journey”, y no sé cuánto durarán por aquí, pero pienso disfrutarlas.

Se fueron los que emigraron a pueblos cercanos, a un golpe de tren: Marc, Aran, David e Inés.

Se fue Anna, la de Valencia, a viajar un año y se quedó en Bolivia, y Jeanmi, y la Joana, que al final sigue erre que erre en Madrid.

Se fue Nuria, con sus vídeos y sus disparates que tanto me hacían reír.

Se fue Miguel Ángel, (nuestro médico junto con David, Inés y la doctora Queen) y con él su familia cada vez más grande. Eso sí, a Valencia, que está cerquita.

Se fue Amarela, nuestra Ama, a su DF, y por dios que la sigo echando tanto de menos que la veo en todas partes. Si no que se lo digan a Mar que le pasa lo mismo.

Ahora se va Guillermo, mi antigua pareja, con el que compartí seis años de mi vida y es uno de mis mejores amigos. Se va bien, después de 13 años en esta ciudad, a la que yo vine a vivir por su amor hace ya mucho y donde he construido mi hogar y me he quedado. Espero, como decía Miguel Ángel que los vientos le sean favorables. Echaré de menos su serenidad en la palabra y en la mirada.

Me siento sola. Sé que tengo a mi hermana, a mis poetas, a una gran colla de amigos castelloneros (que no sé porqué pero no nos volvemos) y sobre todo a mi pareja actual. Pero esta noche no puedo evitarlo: maldigo mi ciudad, me invade la nostalgia, lloro y echo de menos.

Supongo que mañana saldrá el sol.

Pd: la foto es de una casa donde pasé algunos de mis mejores momentos en Barcelona. Un buen día, también se fue, pero antes se tiró por la ventana. Otro día os lo cuento...

7 comentarios:

Mónica González Caldeiro dijo...

Ay mi niña, mi lista de casas, lugares, ciudades y gentes a las que le perdí el rastro es interminable... A veces me dan ganas de dejar de viajar por no arrastrar tantos recuerdos, que pesan como piedras en el bolsillo.

Yo pienso disfrutarte mucho este tiempo, Wendy!

doctora queen dijo...

Y si no sale el sol saldrán las nubes, y vendrá la lluvia y nos mojaremos juntas. Te quiero Mi

fire dijo...

sabes que te digo ?
que nadie se fue..
tantas ausencias que relatas y no te das cuenta que todos y cada uno de llos se quedaron dentro de ti....formando parte de tu vida y de quien eres....llenando con sus voces y presencias ausentes todo tu espacio...
es un post precioso...
tambien tu alegrastes mi noche...
y si no alegrarla.....al menos acompañarme en esta epecie de soledad rara...
acabo de despedir a mi visita...pasé el dia cocinando y preparando.....acabo de recoger....no siento los pies....y me duele la cabeza de oir hablar a tanta gente ...y aun asi me siento sola...
bueno...un pokitin menos despues de leerte...
besos enormes cielo

Diego dijo...

"...saber que nos perdemos como el río /
y que los rostros pasan como el agua."
Borges, "Arte poética
Un abrazo

innes dijo...

Y me fui yo.

LILITH dijo...

Pues yo no me voy, ni creo que me vaya, estoy enamorada de mi ciudad de paso...

Gracias a todos/as por los ánimos, ando en un chute constante de jazz/funk
desde el jueves para contrarrestar. No os podéis imaginar lo que añoro la presencia tangible de cada una de estas personas...

Besets,

Lilith

Felipe Bachomo dijo...

Vayan a
http://tinavalles.blogspot.com/2005_03_01_archive.html

Lean el articulo que se llama La iaia del Raval II.

Besos,