lunes, 29 de septiembre de 2008

Aquí cabe todo



"Porque hoy no encuentro mayor metáfora que la vida"


¿Quién sabe dónde comienza la raíz de su temprano desarraigo? ¿Qué aldea, río, casa o similar los ha visto migrar con apenas diez años? ¿Qué abuelos, padres, madres, amigos o hermanos han dejado atrás a un golpe de cabina o locutorio - que hoy en día es la casa de dios? ¿Qué familiares o conocidos han perdido entre hambrunas, inundaciones, mafias, desiertos o pateras? ¿Qué dolor tan fuerte arrastran y qué alegría y empeño le ponen a sobre-vivir?

Los veo cada día sonrientes, algunos sin libros, sin libretas, sin abrazos, con madres que trabajan tantas horas… Los veo sin idioma en intervalos, sin patria, sin aromas, aprendiendo lo dura que es Europa, abrazando con fuerza sus orígenes, poniéndolos con tiza en la pizarra… La música me los llevó de vuelta, aflojaron los pies y hasta bailaron, sentad@s en sus sillas catalanas… En mi clase, hoy y siempre, cabe todo... del raï al reggaeton.

Pd: sirva de homenaje a mis nuev@s alumn@s de este año venidos de lugares tan dispares como: Rusia, Chile, Bolivia, Ecuador, Bangladesh, Marruecos, Argelia, China, Cuba, República Dominicana, Polonia, etc.

12 comentarios:

Miss Morpheus dijo...

Pd2: El otro día, una amiga mía me decía: "prefiero trabajar en un centro de menores que en un instituto, aquí, al menos, siempre hay alguien que acude en mi ayuda cuando la situación es límite..."
Y te diré que para ella son “sus niños”... (algo, que la mayoría de las personas de su entorno no entiende), aunque hayan sido capaces de atropellar y quemar viva a una adolescente.

Lo importante no es el lugar en el que se encuentren, lo importante es que tengan la suerte de toparse con profesionales con vocación que luchan por ellos, que creen que tienen un futuro. Y los hay...

Un abrazo.

Diego dijo...

El trabajo del maestro suele dar frutos tácitos que crecen cuando ya no pueden verse. Pero en ocasiones la satisfacción de saber que el fruto crecerá es inmensa, invalorable. Haces un gran trabajo. Un abrazo.

Tristancio dijo...

Al menos, ellos consiguieron llegar vivos, y encontraron personas que los han acogido con afecto y preocupación. Ojalá nadie tuviera que irse de su país por circunstancias inhumanas: hambre, guerra, opresión... pero es la emigración es una realidad que no todos entienden y muchos rechazan por temor o ignorancia... en fin. Es un tema que duele, pero hay personas que piensan distinto y hacen que aún tengamos fe en el ser humano.

Pd1: ¿Así que tienes chilenos entre tus alumnos? Es que estamos por todo el mundo, je.

Pd2: En mi blog, al final de la primera página (o página principal) hay un relato que creo te interesará. Se llama "Parece que nos estamos muriendo" y tu texto me lo hizo recordar.

Un abrazo y toda mi energía para que nunca decaigas.

Diego dijo...

El relato de Tristancio "Parece que nos estamos muriendo" es excelente.

Bitter dijo...

A pesar del desarraigo que bien que puedan encontrar un lugar donde aprender y los dejen expresarse, además hay que considerar que ellos también pueden enseñarnos su cultura.
saludos

Maga Despistada dijo...

Precioso post, Lilith. Si les das tu amor y tus conocimientos ya tenemos mucho ganado.

Un besote lleno de ternura.

Llop dijo...

¿cuál es el blog d etristancio? tengo ganas de leer el texto que menta.
oye, lilith, ya me hubiera encantado en mi desarraigo tener una maestra como tú, o sea una maestra lo suficientemente loca como para comprenderlo a uno y para entregar algo más que sólo conocimientos para memorizar. Lo digo porque he visto en los liceos de este país, qu emuchos profesores están tan acomodados qu eparece qu elo único qu eles importa es cobrar a fin de mes. NO todos por supuesto, pero sí que falta un poquito de entusiasmo.
Te mando un gran abrazo.

Llop

FER dijo...

Tienes a la ONU en clase, desde luego... Qué suerte han tenido contigo!

P.S. ¿De dónde saco las ideas? De lo que me rodea, siempre, pero lo miro con otros ojos (y sin drogas, lo prometo). Date cuenta de que yo también vivo en Barcelona y sé de lo que me hablas cuando dices que te rodean koalas.

LILITH dijo...

Fer, la verdad es que ésta es la verdadera Barcelona de cultura plural y no el marketing buen rollista del ayuntamiento... mis clases de este año son una bomba de relojería o una gran fuente de vida, según se mire...
para mí una experiencia única

Miss, no me gustan los centros cerrados, sean de menores, de adultos o de migrantes, lo mismo da... cárceles asesinas de sueños

Diego, a veces los veo de nuevo después de un tiempo y veo que de algo sirvió

Tristancio, chilenos por todas partes, que van y vienen, que aportan y reciben. Hermosísimo y duro tu relato, se lo recomiendo a tod@s desde aquí

Bitter, es cierto, yo aprendo cada día, tanto o más que ellos

Llop, lo de loca es el calificativo que mis niñ@s suelen usar para describirme, confieso que me siento alagada, de algo habrían de servirnos la tablas de los escenarios, yo hago de todo: teatro, mímica, lo que sea con tal de llegar a sus corazoncillos (ah y no sabes la de cuentos que les cuento disfrazados de realidad)

Abrazos de profe con gafas para tod@s

Lilith

ana dijo...

bonita!, por fin encuentro un momento para leer tus palabras. me alegro mucho de ver el talante con que has aterrizado en el curro. esta noche al salir del cole varios alumnos me han despedido royo torero: ¡guapa!, ¡morena!. y menos mal porque la verdad es que les he regalado todas mis fuerzas. cuidate y nos vemos pronto... ¡tengo casa nueva!!!!

TuPeGB dijo...

Y luego nos empeñamos en poner fronteras, ya sean físicas, políticas, idiomáticas, culturales o religiosas. Por más trabas que le quieran poner, la verdad es que gracias a los medios de transporte y a los medios de comunicación nos estamos saltando todas las fronteras. ¡Viva el flujo de genes!

Ciao Lilith, besines multiculturales catalanes.

fire dijo...

jo lilith..
entre lo que leo y lo que oigo estoy aki con el corazon encogido...
tienes suerte de poder acoger e instruir a niños de culturas tan diversas....espero que sean capaz de empaparse de la gran persona que tienen delante...
un besazo