domingo, 23 de noviembre de 2008

literatura




Tal vez desde que abandonaste corazas y algodones es más difícil la literatura. Tal vez desde que te escuchaste en el más ruidoso de los silencios y decidiste asesinar tu ego para poder llevar una conversación, tranquila y sin interrupciones, con los sueños de tus pies alados es más difícil la literatura. Tal vez desde que viste la cara interna de la máscara - así sin cubre-ojeras y de madrugada - es más difícil la literatura. Tal vez desde que vives y desde que amas sin que las letras vayan por delante es más difícil la literatura. Tal vez desde que es más difícil, ella, la condenada, se mete en todas partes: bolsillos, huecos entre los dedos, tarjetas, calendarios... como una enfermedad que se acomoda a la escala de blues.

7 comentarios:

FER dijo...

Pues la literatura es difícil siempre, con algodones o sin ellos, te lo aseguro. ¡No la abandones!

Tristancio dijo...

Es más dura, menos condescendiente... más como la vida misma.

Una abraçada.-

Bolero dijo...

Pero nunca te deja tranquila, asçi q es mejor seguir con ella

muakkkkkkkkkk

Bitter dijo...

Es más dificil pero, es imposible vivir sin "esa condenada".
De alguna forma le da sonido a los silencios y voces a la música...
un abrazo

Vanidoso dijo...

Todo es literatura desde el momento que podemos describir, relatar, inventar o cualquier cosa que tenga palabras para ser escritas(Y si no, también).

Otra cuestión será que tipo de literatura es...

Saludos, y genial la musica.

Diego dijo...

"Tal vez desde que vives y desde que amas sin que las letras vayan por delante es más difícil la literatura."
¿Será que con literatura es más difícil la vida y más difícil el amor? ¿No puede haber un equilibrio? Necesito pensar que sí. Un abrazo.

LILITH dijo...

Este texto lo único que pretendía era colocar a la literatura en el lugar que creo que debe ocupar, un paso detrás de la vida misma... Lo dice alguien que escribió mucho y vivió más; pero que no siempre supo, aunque lo intento cada día Diego, lograr el equilibrio entre arte y vida, entre realidad y ficción

(hablo en pasado, pero podría hacerlo igual en presente o futuro)

Rescato una frase de un texto de la Maga que me impactó hace un par de días:

"no se puede escribir si no se vive sin escribir"