sábado, 15 de diciembre de 2007

LEGADO


A Martín G., que empieza el vuelo.


Escarbo y veo,
veo los ojos que besé con trece años y descansan bajo una tumba,
las manos arrugadas de mi abuela andaluza y su talco
que no regresarán jamás,
la canción de violetas que olía a caramelo,
a Leopoldo María Panero interpretando su papel de Leopoldo María Panero
ante las risas hipócritas de un teatro,
a San Francisco de Asís rodeado de pajarillos en quien ella creía,
al ave enfangada que nos mintió televisivamente en la primera guerra del golfo,
al hombre que se llama dios con quien hago el amor de vez en cuando,
a la mujer que me dio la mano y me clavó un cuchillo en la palma,
la soledad de J. M. Barrie cuando se arrodilló ante Peter Pan,
a Unamuno derrotado por sus personajes,
a Unamuno y mis manos fetiche hundidas en su lavabo,
a las pajaritas de Unamuno, las que volaron y las que no.
Veo el hambre del adolescente que ser odia a sí mismo por estar perdido,
y al mismo adolescente con cuarenta años y el camino errado.
Veo la falsa seguridad de la marcha atrás,
al amante enfermo totalmente desposeído de alma,
al amante viejo y su cuerpo deforme.
Veo mi adicción prematura a los relojes adelantados.
Veo mi necesidad de tiempo y mi frustración
de saberlo perdido.
Veo la gravedad del ser y al misógino decapitado.
Veo a la mujer que soñaba con ser don Juan
y al hombre que se convirtió en vibrador.
La voz carrasposa de Gloria Fuertes y un loro verde,
los fantasmas que me perseguían con diez años y que jamás volvieron
para permitirme desnudarlos.
Veo la vida explotando en las manos
de miles de adolescentes vivos que a veces ríen y a veces lloran.

Yo soy su maestra.

6 comentarios:

S (ese) dijo...

Hace falta valor.
Y paciencia.

Un saludo.

Mónica González Caldeiro dijo...

O cómo condensar la vida en un poema. Precioso, Lilith.

(Offtopic: ya estás leyendo el cuento de Bukowski "13 centímetros")

Maga Despistada dijo...

Los fantasmas de los diez años reaparecen (dicen)a los ochenta.

Un abrazo, Lilith.

martín dijo...

me encantó, ya te dije, pero lo dejo escrito. te sigo leyendo, besos.

LILITH dijo...

Martín, me alegro de que ya tengas blog (aunque no se pueden dejar comentarios), nos vemos después de fiestas, un beso.

LILITH dijo...

Martín, me alegro de que ya tengas blog (aunque no se pueden dejar comentarios), nos vemos después de fiestas, un beso.