miércoles, 16 de enero de 2008

ENUMERACIÓN CAO-MELANCÓLICA DE UNA NIÑA FELIZ DE LOS 70. (A)





A Sara que ahora empieza


Crecimos con
las dos horas de espera de la digestión
el “Vamos a la cama” de Casimiro
los increíbles bocadillos de Nocilla

las aspirinas infantiles Mejoral
los libros escolares de Anaya o Santillana
las bicicletas BH rojas o azules
las gafas de culo de vaso (al menos yo)
el filvit-champú antipiojos o peor la toalla con vinagre
los arañazos y heridas pintadas con mercromina
Heidi Marco David el Gnomo Mazinger Z Barbapapá y la Bola de Cristal
los puntos de sutura sin anestesia fruto de gamberradas
los combates de boxeo o las peleas de palabra entre hermanas
los seductores lagartos de la serie “V”
“Por mi y por todos mis compañeros, por mí primero”
¡Juegos reunidos geyyyyyyyyyyyyyyyyper! (qué horror)
la Ruta del Tesoro el Cluedo y el Monopoly (lo confieso)
las Nancys Barriguitas Pin y Pons Clicks de Playmobil y las Barbies rubias vestidas de papel albal
los Walki-talkis para espias que no funcionaban
el Excalextric y el incríble Cinexín
un príncipe rubio con melena en la clase de tercero de básica
perros enormes (con alguna que otra garrapata)
el agua del grifo de fuente e incluso de Lourdes
las raquetas de tenis de pin pong los patines y el hulahop
los boletines de notas escritos a mano
Parchís Enrique y Ana Alaska y Dinarama Loquillo y Europe
El Superhumor Zipi y Zape Mortadelo y Filemón Rue del Percebe y Mafalda
primos y vecinos (expertos jugadores de “médicas y enfermeros”)
el inofensivo “Churro Va” (y no nos rompimos la crisma)
las patatas fritas aceitosas la sopa de fideos con hueso de jamón y los macarrones
Bamby ET El Señor de los Anillos (en dibujos) Rocky Balboa y la niña de El Exorcista
Arconada Gordillo Alexanco Juanito Camacho Tendillo Perico Alonso Zamora y López Ufarte
los Frigo-dedos los Dráculas Popeyes y flases combinados con pipas Churruca y gusanitos Risi
Vacaciones en el Mar la Casa de la Pradera la señorita Fletcher el Un dos tres y Falcon Crest
el asqueroso blandiblú los yo-yos de plástico (con borde blanco) y los Peta Zeta
Un globo dos globos tres globos Barrio Sésamo Epi Blas Gustavo el reportero los Teleñecos
y el Monstruo de las galletas
los libros de Los Cinco Los Siete Secretos Pippi Calzaslargas Puck y Torres de Mailory
los novios sin besos de un día dos o tres según convenía a la pandilla
el barro sobre picadas de avispas de piscina que jamás se infectaban
Pancho Javi Piraña la sosa de Bea el barco de Chanquete y el resto de Verano Azul
los mosquitos asesinos a pesar de las pastillas Bayer el flit y el apestoso Aután
las academias de inglés de ballet de sevillanas e incluso de judo
las hormigas las lagartijas y las arañas (que andaban por casa a pesar de las mosquiteras)
las tardes de mus cinquet guiñote conti o los larguísimos solitarios
las tormentas de verano con la tele apagada y los pies en alto
el tour de Francia (sin Induráin) y la Vuelta Ciclista (con Marino Lejarreta)
la ropa sin marca heredada sin rechistar por primas y hermanas
las cartas de amor escritas a mano por pretendientes con faltas de ortografía
las chuletas asadas a pelo sobre la parrilla de la chimenea
decenas de tíos y primos todos adictos al baile y a la improvisación
las vacaciones en Benicasim en l’Abeller y en la caseta de Oropesa
los seiscientos los ochocientos cincuenta el simca 1000 o los renaults 5 6 y 7
los cines de barrio las fiestas del barrio y las mini-bibliotecas (gorda incluida)
“Pajaritos por aquí” Georgi Dann Mecano los Chichos y los pasodobles
las salas de maquinas el Comecocos el Tetris y Mario Bross
las plantas que crecían milagrosamente de lentejas en vasos marrones
las paperas el sarampión la rubéola la varicela y todo lo que en el cole se pudiera pillar
los microscopios baratos e irrompibles para observar pelos sangre y saliva
las cuevas donde fingirnos grandes exploradoras con coca-cola y bocata
Machado Neruda Miguel Hernández Calderón y el patético Bécquer
profesoras progres que no nos pegaban
amigas payasas inseparables
musos de 12 años a los que perseguir y llamar por teléfono
abuelas cocineras de tartas de manzana y jugadoras de Ramiro
madres protectoras y contadoras de cuentos
padres emigrantes con guitarra flamenca que añoraban el sur
abuelos adictos a los toros al parque y a los claveles rojos
abuelas beatas y lectoras que un día se fueron sin sufrir


besos de buenas noches besos de buenos días mucho amor y una hermosa inocencia...


Mi infancia son recuerdos de una ciudad pequeña llamada....

3 comentarios:

Mónica González Caldeiro dijo...

Jeje, hoy he leído esta entrada... qué nostalgia! Yo soy de los 80 pero mi hermano es de los 70, y muchas de estas cosas las vi yo misma y otras las heredé...

Me alegro de saber que, a pesar del cambio generacional, mi hija vivirá mucho de esto. De momento, ya está enganchada a Fraggle Rock.

Sintaxax dijo...

somos de la misma generación
me gustan tus dos últimas frases
muakkkkkkkkkkkk

Arena dijo...

"Cualquier tiempo pasado fué mejor"... eso dicen y será verdad.
Hemos compartido muchas de las cosas que enumeras en este post, y la nostalgia ha llegado sin avisar quedandose para merendar, Pan con Nocilla y un vaso de Casera de cola.

¿te animas y luego vemos unas pelis en el cinexin?
Un beso.